Ahora mi vida huele a dulce… a paz, armonía, tranquilidad, sonrisas, amor…

Hombres, a la mujer sólo se le mantiene con los ojos secos y la tanga mojada, si lo haces al revés, no sirves para nada.

Eres particularmente encantador gracias a tus defectos, y no a pesar de ellos.
Que bonito es querer a alguien sin saber por qué.
― (via huelesalluvia)